Muros cortina

El muro cortina –o fachada ligera- es un sistema constructivo que permite hacer fachadas de aspecto diáfano, innovador y elegante.

Se emplea principalmente en edificios públicos, oficinas, sedes corporativas, hoteles y edificios comerciales.

El muro cortina se caracteriza por ser un cerramiento mayoritariamente de vidrio, soportado por una subestructura metálica de montantes y travesaños –vista u oculta- que se sujeta a la estructura del edificio.

El muro cortina no soporta carga alguna del edificio

En la mayoría de los casos el muro cortina soporta su propia carga (auto-portante), en caso contrario es la estructura del edificio la que soporta la carga del muro cortina.

El muro cortina está diseñado para resistir la fuerza del viento y para asegurar la estanqueidad al agua y la impermeabilidad del aire.

El aislamiento térmico de la fachada dependerá en gran parte del tipo de vidrio utilizado.

El mayor inconveniente de este tipo de cerramientos es el mayor gasto energético y de limpieza y mantenimiento del edificio que comporta frente a una fachada convencional.

 

Este producto es técnicamente complejo de fabricar e instalar, por lo que recomendamos contratar a un buen especialista.

 

FENSTER tiene una amplia experiencia en muros cortina.

 

Si desea ampliar información, utilice nuestro formulario de contacto

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR